Vidrios de Seguridad

Las ventanas de nuestras casas y oficinas le confieren a nuestros espacios vistosidad y luminosidad pero tienen el incoveniente de desproteger nuestro bienes más preciados.

Con el vidrio de seguridad podremos aumentar la protección de nuestros hogares y negocios frente a robos y vandalismo así como evitar lesiones en caso de accidentes por roturas. Esto es así porque el vidrio de seguridad porque es difícil de ser traspasado por personas u objetos y porque presenta una rotura diferente a los cristales corrientes.

Podemos encontrar dos tipos de vidrios de seguridad:

  • El vidrio de seguridad templado:  recibe un tratamiento térmico especial (“templado”) que incrementa su resistencia.
  • El vidrio de seguridad laminado se compone de dos o más hojas de vidrio monolítico unidas entre ellas gracias a una o más láminas de un polímero plástico (Butiral de polivinilo); al romperse, los pedazos permanecen adheridos a la mencionada lámina, sin desprenderse y evitando así el riesgo de producir lesiones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies